Intermitentes

Carta del mes / Feb2015

No somos como los demás, por mucho que crea la gente que sí lo somos. Se engañan, nosotros somos diferentes. Nuestro problema es la intermitencia, o todo o nada, o sonrisas o lágrimas, o besos o patadas. Llamadas a las cuatro durante semanas y silencio durante meses. Porque no somos como los demás, porque somos ahora sí y ahora no.

f8798df36ef6b1e98d6cad74ca8d68f2

A la cara nos decimos que es orgullo, sin embargo, cuando estamos solos sabemos que se llama miedo. Miedo a tenerlo todo y que se nos escape, porque ya nos ha pasado, lo teníamos absolutamente todo y de repente la nada llamó a nuestra puerta.

Sinceramente creo que sabes, como yo lo sé también, que fue decisión tuya, porque sabes que yo mataría monstruos por ti, y que, seguramente, aún lo seguiría haciendo, aunque haya pasado tanto tiempo. Porque no somos como los demás, porque me quieres y creo que te quiero. O a lo mejor sólo quiero lo que conocía de ti, hoy ya no te conozco. Aunque seguimos siendo nosotros, siempre.

d5b7d09c3b8d660dec9287ea3b759f16

Ahora ya es difícil saber cómo te trata la vida. Querer averiguarlo significaría jugármelo todo a una carta que seguramente perdería, significaría perder el orgullo que nos define, significaría dejar el miedo a un lado y todo eso me asusta tanto que se me escapa por los dedos de los pies.

Y te escribo, porque no me atrevo a la cara, porque decirte la verdad es volver a quedarme desnuda, y yo a eso, lo siento, pero ya no me arriesgo, porque volver a lo mismo, aunque muera de ganas, sería volver a darte el poder de dejarme hecha pedazos.

Porque me encuentro contigo y no sé si quiero odiarte o correr a abrazarte. Sé que te pasa igual, que me ves y tus planes se trastornan. Que ya me es imposible contar las veces que me he reinventado para convencerme de que nosotros ya no existimos, tú a lo tuyo y yo a lo mío, a la mierda la intermitencia, pero, ¿para qué engañarnos? Si sé que si esa noche has bebido y te encuentras conmigo, se te va de la manos y me dices todo lo que no has sido capaz. Entonces yo me quedo callada sin saber qué decirte porque no sé qué querrás al día siguiente cuando te recuerde todo lo que me has confesado.

c178eda31508023c69daee899fc1bb88

Porque siempre nos pasa igual, alcohol de por medio y largas conversaciones que a la mañana siguiente no sabemos enfrentar. A lo mejor no eres lo que busco ni yo lo que tú necesitas, pero sabemos que estamos ahí, siempre, pesando en la conciencia del uno y del otro.

A lo mejor nos precipitamos, vivimos al máximo sin darnos cuenta de lo que estaba pasando. Que tal vez no era nuestro momento, que tal vez con quererse no bastaba, que tal vez cada discusión nos hacía débiles, que tal vez cada reconciliación nos hacía aún más esclavos el uno del otro.

0a9cac6f29eb941f44b837e6f6d25c09

Y, aunque creamos que lo arreglamos, siempre queda algo por resolver, y hasta la próxima. Hasta la próxima vez que nos crucemos y nos digamos todo lo que no debemos decirnos, porque somos así, no somos como los demás.

Porque somos nosotros, intermitentes, ahora sí y ahora no.

Fdo: M.V.G.

Publicado por Café Desvelado

Anuncios