Compañía tarada

FriendsCouch

Sí, a mí también me encantaría meterme en la foto, vestirme de novia, pillar unas cervezas en buena compañía y ver una película (acorde con el autoestima que se lleve encima) por octava vez. Compañía que debe estar igual de tarada que tú para unirse al panorama. Tarada, pero sin duda, la mejor del mundo. Y es que la amistad entre mujeres en concreto, es para estudiarla en un máster.

Solo una amiga ha escuchado tu vida amorosa, o más bien desamorosa, un millón y medio de veces con absolutamente todos los detalles, tantos que puedes hasta adelantar los diálogos. Porque cuando está contándola no solo se trata de reproducir la conversación literalmente, también hay que valorar todas y cada una de las interpretaciones que puede traer consigo. Es aquí donde se enciende una alarma roja parpadeante para un hombre cuando dos mujeres se sientan a hablar. No sabes de qué manera puede comerse la cabeza una mente femenina. De ahí nació el clásico irrefutable del helado antidepresivo, el chocolate y añadirle  un par de cucharadas de azúcar de más al café para intentar endulzar un poco el caos interno con en el que acabamos.

pair-of-women-chatting-over-coffee-at-a-restaurant-counter

Así que la mayoría de las veces nos vemos así, con vestido de novia pero sin boda y con un bol de palomitas viendo tu película masoca reservada para momentos críticos. Pero ahí está siempre esa compañía tarada a tu lado para compartir el helado y desviar el tema hasta tal punto que nuestra conclusión del día es: ¡¡Nos vamos a París!!

Y allá que nos vamos, pero con la imaginación. Pero aunque sea por un momento, las penas se olvidan, y como bipolares que somos, empieza otra eterna conversación sin sentido entre risas y sueños que hacen que me de cuenta de la suerte que tengo de contar con ella.

Fdo: Café Desvelado

Don´t  Look Back Into The Sun – The Libertines

Anuncios